viernes, 1 de abril de 2011

CRISIS, TABLAS Y CARTAS A LAS CONCERTADAS

En el III Congreso Internacional Dependencia y Calidad de Vida que ha celebrado Edad y Vida en Madrid la semana pasada ha quedado claro que las administraciones están totalmente sobrepasadas por una realidad en la que confluyen una ley de Dependencia pésimamente diseñada y desarrollada, una crisis económica que parece no llegar a su fondo y unos gobernantes nerviosos que no se atreven a utilizar los resortes a su alcance por miedo a los próximos resultados electorales.

La mañana del tercer día de un congreso en el que participaron más de cien ponentes podría haberse hecho pesada pero los organizadores reservaron para ese momento el balance de la Ley de Dependencia. Mañana escribiré sobre eso, no tuvo desperdició.

Hoy me preocupa un poco lo que pasa en mi tierra. Las residencias concertadas de Cataluña han recibido unas cartas de la Generalitat en las que les dicen que, como el presupuesto de 2011 no está aprobado se tiene que aplicar el de 2010 prorrogado y que, de acuerdo con un Decreto reciente, mientras dure la situación de prórroga, la Generalitat sólo puede gastar un 30% de su presupuesto disponible.

Esto parece querer decir que si no se aprobase el presupuesto antes de final de abril, la Generalitat no podría seguir haciendo pagos. Como las residencias cobran más o menos a los sesenta días, esto querría decir que cobrarían las estancias de abril al final de junio y ya está. En la carta recibida también se dice "Otra cuestión que os quiero comentar, tal y como os lo dije en una comunicación anterior, este año no habrá incremento en el módulo económico vigente en 2010". Sorprende el tono cordial y poco burocrático. No "notifica" sino "comenta" la congelación.

Los receptores de las cartas han llamado corriendo a la Generalitat desde donde les han dicho que han querido informarles de algo que, con toda seguridad no llegará a concretarse ya que antes de esa fecha habrá presupuesto pero ellos se preguntan, ¿y si no? También están preguntando porqué la carta viene acompañada de un formulario a rellenar con dos equis y una firma. Por un lado la residencia dice aceptar la prórroga del concierto durante 2011 con un incremento de 0€ y por otro estar enterada de las medidas del Decreto de prórroga de los presupuestos.

¿Por qué quiere la Generalitat que las residencias se den por enteradas de forma expresa de algo que ya está publicado en el Diario oficial y, por tanto de lo que se dan por enterados todos los ciudadanos? Sé que debe haber un motivo pero no alcanzo a entenderlo.

Mientras las residencias concertadas llaman a la Generalitat y valoran cómo responder a la carta, hay un doble silencio de fondo que se hace clamoroso. El silencio de la espera a la Sentencia de la Audiencia Nacional que, tras la vista del pasado jueves, decidirá si se aplican las tablas salariales con los incrementos previstos en el convenio colectivo marco (con un aumento de casi el 6%) o triunfa la templanza y se establecen subidas en los límites del IPC. Y el silencio del asomo al leer una Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya que considera no ajustada a derecho la bajada de sueldo de los empleados de centros sanitarios privados concertados con la administración (sentencia que va a ser recurrida).

El futuro del sector de la atención a mayores dependientes está viviendo un momento muy difícil. Para aquellos que no pudieron ir al Congreso de Edad y Vida me permito recuperarles una frase dicha por la consejera de hacienda de una comunidad autónoma: la culpa de los problemas de aplicación de la Ley de Dependencia es de la crisis y la culpa de la crisis es del "trío de las Azores".