martes, 29 de marzo de 2011

LA CIUDAD DE LOS MAYORES EUROPEOS ¿EN MÉRIDA?

Leemos en la prensa extremeña (El Periódico de Extremadura de 26 de marzo) que “un grupo de inversores de Asia y de Europa, cuya identidad por el momento se desconoce” piensa invertir 400 millones de Euros en la construcción de la primera “ciudad gerontológica” de España formada por 3.500 apartamentos con servicios (teleasistencia, ayuda a domicilio, etc), dos o tres residencias de mayores, un hotel, edificios funcionales con tiendas, bancos, restaurantes y ocio, además de una escuela internacional de gerontología. Total, 5.000 plazas para atraer a jubilados extranjeros que quieran pasar sus últimos años en un entorno de alta calidad. Exclusivamente “para los bolsillos con más recursos”.
Lo curioso es que la noticia que habla de la presentación no menciona a ningún representante de Emerita Senior Resort, nombre del complejo sino que, en su nombre habla el secretario general de la Federación Nacional de Atención a la Dependencia, José Joaquín García. Lo también curioso es que, bajo la apariencia de presentación del proyecto parece existir la búsqueda de financiación para el mismo ya que la noticia dice sutilmente que los actuales inversores aún mantendrían abierta la participación a empresarios españoles y extremeños.
Si leemos la información en detalle nos vemos transportados a la España del pelotazo: Unos terrenos municipales que serán vendidos a buen precio por el ayuntamiento a cambio de la creación de empleo, unos misteriosos inversores asiáticos y europeos y, la intervención de la “prestigiosa consultoría de Barcelona Roca Junyent, de Miquel Roca, uno de los padres de la Constitución” que pone en contacto a los inversores con la Federación Nacional de Atención a la Dependencia y, para acabar de redondear, la posibilidad de invertir.
En palabras atribuídas a José Joaquín García, Este proyecto pretende tomar la delantera en la atención geriátrica dejando atrás el modelo caduco de las actuales residencias. O sea, que una Federación que agrupa a más de 1.700 residencias habla en nombre de unos inversores que no dicen quién son y tilda de caducos a sus centros asociados.
¿Se imagina alguien al secretario general de una asociación española de hoteleros que implicase a la propia asociación en la promoción de un grupo de hoteles y dijese que esos nuevos hoteles suponen la superación del “modelo caduco” actual?
Yo no lo entiendo. O lo entiendo demasiado. Quizás me equivoque y dentro de unos años sienta mucho no haber invertido mis humildes ahorros junto con los “asiáticos y europeos” pero la cosa me plantea muchas dudas:
- Dice que el proyecto se propuso primero en Murcia pero no se hizo allí porque no se alcanzó un acuerdo sobre los terrenos. ¿Qué hizo que en Murcia, no vieran las bondades de tan fabuloso proyecto?

- ¿Por qué el prestigioso despacho Roca Junyent contacta con una Federación de residencias en vez de hacerlo con alguno de los grupos gestores de centros, algunos de los cuales perteneces a compañías aseguradoras u otras grandes empresas y tienen presencia en Extremadura? He hablado con los cuatro mayores grupos de residencias y ninguno conocía el proyecto.

- Por último la gran duda que eclipsa a las demás: Aceptando que el modelo “ciudad de los mayores” puede ser exitosa ¿Por qué Mérida? ¿No hubiera tenido más sentido hacer un macro senior resort en un lugar que cuente con aeropuertos cercanos que enlacen con muchas capitales europeas?
No me gusta nada y lo que menos de todo que se diga que el modelo actual es caduco, así, en general, y que hace falta hacer una urbanización de mayores para demostrarlo.