jueves, 24 de febrero de 2011

DERROCHES CURIOSOS (¡GRACIAS INTERNET!)

Ayer leí en el periódico que el Sr. Hereu, alcalde de Barcelona, se gastaba no sé cuántos miles de Euros en una exposición para explicar la acción de gobierno durante los últimos cuatro años.

Hoy quería encontrar algún dato más sobre la exposición y se me ha ocurrido poner en Google dos palabras seguidas:  hereu exposición.  El resultado no ha podido ser más elocuente.  Uno de los primeros resultados es Hereu se gasta 780.000 euros en una exposición antes del 22-M, el enlace es de una noticia de 22 de febrero de 2011, pero lo mejor es que, el siguiente resultado es  Hereu inaugura una exposición para explicar la reforma de la Diagonal, una noticia aparecida en la Vanguardia el 28 de Marzo de 2010.

Parece que en Barcelona tenemos un alcalde adicto a las exposiciones de autobombo.

Para los que no sean de Barcelona les explico: nuestro querido Alcalde tuvo la brillante idea de transformar la calle más importante de la ciudad, la Avenida Diagonal, en algo diferente en lo que gastaría una ingente cantidad de millones garantizando durante unos años el caos circulatorio.  Para "implicar a la ciudadanía" en tan magno proyecto, se inició un proceso participativo, se buscaron dos opciones (rambla o bulevar) y se decidió convocar un referéndum.  Todo este proceso era mucho más barato que las obras en sí, pero no puede decirse que fuera barato (exposiciones, carpas informativas, mailings a los becinos, actos, el mismo referéndum..). 

Tanto entusiasmo ocasionó en los ciudadanos el proceso que al final fueron a votar el 12% de la ciudadanía (unas 175.000 personas) y el resultado fue que el 79,8% querían que dejasen la Diagonal tal cual (o sea, "ninguna de las opciones propuestas"). 

El Alcalde entonces dijo que entendía a los ciudadanos "se ha formulado una pregunta inadecuada en un momento inadecuado" y ahora toca "luchar contra la crisis".

Cualquiera hubiera pensado, leyendo estas declaraciones que el Alcalde había visto la luz de la austeridad, pero no ha sido así.  La nueva exposición lo demuestra. 

Como no pienso ir a la exposición jamás sabré si en ella hay alguna vitrina o fotomontaje sobre la refomra de Diagonal pero me imagino que no.

Estoy hablando de Hereu porque es mi alcalde, pero eso del autobombo no es patrimonio exclusivo de un partido ni de una administración. Por ello se me ocurre que, ya que parece imposible detener esta tendencia, estaría bien introducir un elemento de "balance democrático".  Así, en cada exposición, anuncio, folleto, opúsculo o cualquier otra forma de "explicación de la labor realizada", podría reservarse, por ley, un espacio a la oposición.  El espacio podría ser proporcional al peso representativo de cada partido.

Me imagino una exposición en la que una comunidad explicase su "trabajo bien hecho", con maquetas de puentes y hospitales y, al lado unos posters retroiluminados en que se me recordase que "ese puente se construyó en la pasada legislatura y en ésta sólo se ha inaugurado" o "de ese hospital todavía ni se han expropiado los terrenos".

¿Se imagina alguien la "exposición de la dependencia" con esos parámetros?