martes, 2 de julio de 2013

PONER NOTA A LAS COMUNIDADES EN FUNCIÓN DE LA DEPENDENCIA

La Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales lleva unos cuantos años publicando su "Observatorio de la Dependencia" en el que pone notas a cada una de las comunidades en virtud a cómo aplica la Ley de Dependencia y siguiendo unos criterios que han creado desde la propia asociación y han ido adaptando.

Al principio, los dictámenes del observatorio caían como vinagre en una herida en las Comunidades que suspendían.  Después, las que puntuaban bajo se han acostumbrado a decir que la Asociación esconde algún interés oculto o cosas por el estilo y no se preocupaban tanto.

Yo creo que, si alguien pretende criticar a los resultados del Observatorio debería hacerlo basándose en la metodología pero me parece absurdo hacerlo a quiénes se han limitado a establecer unos criterios, comprobarlos y difundirlos.

Ahora tengo encima de la mesa dos documentos que, puestos uno al lado de otro permiten criticar un aspecto del Observatorio, aunque sea colateral.

Por un lado, un artículo aparecido en la revista Capital  de Julio titulado "¿Se tambalea la dependencia?" y en el que aparecen los resultados del último observatorio en los que, por ejemplo  Andalucía saca un 7,1 sobre 10.

Por otro, el Mapa Lares sobre la situación de los centro de mayores del sector solidario en España en el que se valora cómo cuánto y cómo pagan las Comunidades Autónomas a las residencias concertadas del "sector solidario".  Esto es sólo un extracto lo que dice el informe refiriéndose a Andalucía:

  •  Respecto al precio de concertación "Bajada de  un 10%".
  • "el pago de las plazas, que oficialmente debería abonarse a los 30 días, se está realizando  con retrasos de 90 y hasta 120 días".
  • "Casi el 14% de las plazas concertadas en centros de Lares están vacantes, situación antes inusual, cuando las plazas eran ocupadas en un plazo de nomás de 15 días".  
  • "Desde julio de 2012 sólo se reponen plazas para atender urgencias sociales y sólo en casos extremos. 
  • "Según la Junta de Andalucía las valoraciones están prácticamente  paralizadas y cuando se realizan, reflejan índices a la baja".  
  • "La Ley de Dependencia retrocede desde hace un año en Andalucía". 
Para quien lo no sepa, Lares es la patronal que agrupa a las entidades del sector solidario (en el sector se suele conocer como "la patronal de las monjas").

He  querido poner de manifiesto una contradicción clarísima entre ambos informes.

¿Cómo puede ser que una comunidad a la vez saque "notable" y "suspenda" en dependencia?.

El motivo radica en que en los informes de la asociación de directores se tienen en cuenta doce baremos entre los que están  el número de beneficiarios, solicitudes y dictámenes, el equilibrio entre prestaciones y servicios, la aportación de las autonomías por habitantes o la existencia de buenas prácticas. Pero, sin otros factores cómo el precio de concierto, la diferencia en el coste de la prestación de servicio según sea ésta pública, concertada o de prestación económica vinculada; o lo que se tarda en pagar a los proveedores, el Observatorio se queda cojo.  ¿Que más da que una comunidad reconozca muchas prestaciones y servicios si después no las paga?

Esta crítica debe ser entendida como un empuje para mejorar los próximos observatorios y no cómo un ataque a la labor de la asociación al elaborarlos.  En mi opinión deben seguir haciéndolos  ya que son muy útiles para separar grano de paja.  Eso sí, incluyendo algún baremo más.

Como ciudadano, me encantaría que existiesen Observatorios  referidos a educación, sanidad, carreteras o policías municipales que permitiesen comparar cómo se hacen las cosas en diferentes comunidades autónomas y municipios.  Aunque fuesen sesgados, aunque fuesen mejorables o aunque fuesen lo que fuesen.

La verdadera democracia necesita que los ciudadanos que quieran estar informados lo puedan estar con fuentes diferentes y contradictorias.  Siempre habrá muchos a quiénes les dé igual y se conformen con consignas.  Me gustaría pensar que quiénes leen este blog son del los pocos que no.