miércoles, 17 de julio de 2013

AFRONTAR EL FUTURO, ASEGURAR EL BIENESTAR

Hace unos meses los amigos de Ballesol me pidieron un texto para su revista.  Les envié uno con el título "Afrontar el futuro, asegurar el bienestar" que ellos difundieron en papel y en internet. Aquí reproduzco el principio:

Cuando algo va mal, cuando ves cómo las decisiones que has tomado no han dado los resultados previstos, puedes hacer varias cosas. Una es negar la situación y actuar como si todo fuese bien, otra es lamentarte y culpar a cualquiera salvo a ti mismo de lo que ha sucedido. Para muchos, aquí acaban las opciones. Por supuesto, queda otra vía más audaz y difícil: admitir el error, intentar entender qué ha ido mal y ponerse en marcha para probar una nueva aproximación al problema. Que la Ley de Dependencia ha ido mal es algo en lo que casi todos coincidimos a estas alturas. De cómo se entienda este fracaso y de cómo se afronten las cosas a partir de ahora depende no sólo la supervivencia de muchas empresas que invirtieron grandes cantidades de dinero, o el puesto de trabajo de miles de profesionales, sino además, y lo que es más importante, el bienestar de una parte de la población especialmente vulnerable y merecedora de nuestra solidaridad. Si creemos a nuestros gobernantes podremos llegar a pensar que la Ley de Dependencia era una idea muy buena, que estaba bien pensada pero que la mala gestión del gobierno anterior y la crisis la han hecho inviable y por eso ahora hay que “repensarla” (bonito eufemismo) y “racionalizarla”. Si creemos a la oposición también pensaríamos que la Ley era una muy buena idea pero que el gobierno actual, con sus ansias por laminar el estado de bienestar, la está destruyendo inmisericordemente. Por supuesto todos mienten....
El artículo completo está en la web de Ballesol