lunes, 23 de julio de 2012

SOBRE LA NUEVA SUSPENSIÓN DE PAGO EN CATALUÑA

Desde que se ha sabido que la Generalitat de Cataluña no tiene dinero para pagar a sus proveedores de serivicos públicos de salud, educación ni servicios sociales (o que incluye en este último ámbito los conciertos, la gestión de centros, la colaboración, las  Prestaciones económicas vinculadas y las ayudas al cuidador familiar) el nerviosismo se ha extendido a la velocidad de la pólvora.

Como ya vivimos algo parecido en Septiembre de 2011 que acabó siendo menos malo que lo que anunció en un principio y como el gobierno ha dejado una brizna de optimismo al decir que, no podrá pagar salvo que encuentre en extremis la liquidez, algunos empresarios todavía albergan algo de esperanza.  Por eso estos próximos días serán fundamentales.

Como ejemplo de la percepción que tienen los gestores de servicios sociales.  Este es un mensaje que recibí el sábado:


Querido Josep, lo que no entiendo -bueno de lo poco que entiendo- es lo de salud, ¿¿cómo es que Bienestar no va a pagar nada ni de salud????  Siempre tenía entendido que la partida de las concertadas, era algo sagrado y que formaba parte de la Nómina de la Generalitat, y ahora solo nos dejan de pagar a una de esas partes de la nómina? Y los funcionarios, TODOS, no están en la misma partida? O sea a unos SI y a otros NO?


Lógicamente, hay que esperar a ver cuál es el alcance, quiero decir; si no nos pagan ahora, cuàndo nos pagaran? Será un aplazamiento con fecha o sine die? Y los próximos meses? nos pagarán o no? Que no lo sepa yo, pues mira soy, uno solo, pero que no lo sepan ellos es bastante mas grave. A partir de ahí empieza la cuenta atrás de contar las perras que tengo y hasta donde me llegan, cómo y con qué vamos a afrontar los pagos. Como decía Aitor Pérez Artexe de Gerokón, a quien dejo de pagar? http://www.alimarket.es/noticia/77721/-A-quien-dejo-de-pagar-


En nuestro caso y por la manera de entender el servicio o el negocio, siempre que ha sido posible hemos evitado las jornadas de 12 horas con semana larga y semana corta –como empresarios estamos obligados a exigir la misma calidad de servicio en la hora 11 de un trabajador que en la hora 1, pero claro como humanos y como personas que hemos hecho esa misma jornada y ese mismo trabajo, la práctica nos ha demostrado que no es posible. 


También hemos de tener en cuenta las ratios que se nos exigen, ahora bien; si van mal dadas como todo parece indicar, hemos de coger el toro por los cuernos y ahí amigo mío es donde vienen las madres mías y lo malos que hemos de ser los que estamos al frente en la primera línea, por lo que cualquier solución, o cualquier alternativa es sencillamente nefasta. Te repito que hemos de esperar a saber más cosas, pero a mí la camisa empieza a no tocarme el cuerpo y tengo que preveer –no ejecutar- como resolverlo, y como te decía, ante mejores soluciones que me propongan, cualquiera de las que me planteo es durísima, estoy dándole vueltas a: 


*** ¿Aplazo el pago de la seguridad social? 
*** ¿Aplazo el pago del IVA/Irpf –previa consulta al asesor fiscal-?
*** ¿Reduzco la plantilla? Aunque vaya en contra de mis principios haciendo jornadas de 12h., en contra de mis principios y de mis compromisos firmados con el contrato de concertación, pero si ellos –ICASS- lo incumplen, me legitiman a mi a incumplirlo?,¿ o me pueden exigir que lo cumpla?
*** ¿Aplazo o bajo el sueldo en la misma proporción que nos lo bajan a nosotros? (pero eso es terrible, es imposible vaya, una de las trabajadoras -que yo propondría para ministro de economía- vive con 1.000.-€ para tres hijos y ella cuatro y el alquiler y todos los pagos; pero si le pago 500€ no le llega ni para el alquiler.
*** ¿Pido, o acepto préstamos de las familias que nos lo ofrecieron cuando el susto de septiembre del 2011?vCualquier otra alternativa que implique la utilización de los clientes, como por ejemplo dejarlos en la puerta de Bienestar Social, en mi opinión no procede y los quiero demasiado como para no utilizarlos, no abusar de ellos ni en eso.
**** Decir a las familias que se los lleven a su casa, tampoco puedo porque los necesito para que me paguen y así poder pagar mis gastos y recuperar mi inversión.
**** ¿Resolver el contrato del concierto y pasar a ser privado?,Ni loco, tampoco es buena solución para los tiempos que corren; tengo miedo de no tener ocupación 100% siendo privado, y a veces también hay algún impago. 
*** Cerrar es lo último, porque eso es la quiebra y entonces no cobro y si no cobro no pago y hasta quizá pueda ir a la cárcel por los compromisos contraídos de pagos (hipotecas, etc. Et.). Así es que, querido amigo NO LO SE, Estoy en un inmenso mar de dudas, ya no por el dinero o los préstamos que sería lo suyo, sino por si hay alguna alternativa que no alcanzo a vislumbrar. 


¿Será la solución una comuna, de vivir con lo que nos paguen, aunque sea poco, y con eso apañárnoslas como podamos clientes, trabajadores y empresa?


Un fuerte abrazo,