viernes, 24 de febrero de 2012

VIABILIDAD DE RESIDENCIAS PÚBLICAS GESTIONADAS

Entre Inforesidencias.com en internet, el perfil de Facebook, Twitter y, ahora que me he puesto también en Linkedin, además de este blog, cada vez ocupo más tiempo en leer lo que escribe la gente e intentar difundirlo.  O sea que, a partir de ahora, voy a optimizar el trabajo repitiendo aquí en ocasiones, lo que, escribo en otros medios sociales.

Resulta que en un grupo de Linkedin que trata sobre residencias, un participante ha compartido esta noticia según la cual el gestor de una residencia municipal deja la gestión debido a los contínuos incumplimientos del Ayuntamiento.

Os invito a leer la noticia.  Yo lo he hecho y después he escrito esto:

Existe un problema básico de viabilidad de algunas residencias públicas (y también privadas).  Dar un buen servicio requiere de un equipamiento adecuado pero, sobre todo de un equipo de profesionales que, por supuesto, deben cobrar cada mes.  Si más del 60% de la cuenta de resultados corresponde a gastos de personal, cuando las administraciones se retrasan en el pago, en seguida ponen al prestador en una situación crítica.  Encima, los precios de licitación son "ajustados" de forma que el posible margen sólo se produce si existe una alta ocupación y el pago puntual.  Durante los últimos años se ha ido incrementando el nivel de dependencia media de los residentes (cada vez ingresan más frágiles) lo que conlleva que se necesita más personal para cuidar al mismo número de residentes,  también han aumentado los requisitos de personal que establecen las normas de funcionamiento y contratación, y el salario de los empleados (en aplicación de los convenios colectivos).  Lo único que se ha mantenido estable es la tarifa pública.  El precio medio de una residencia privada ha bajado casi un 3% (http://www.inforesidencias.com/noticias/detalles.asp?IDNot=1765 ).  Ante esta situación no es de extrañar que algunas empresas lo pasen mal. 
Lo sorprendente, y no lo comenta casi nadie, es que los profesionales continúan prestando un servicio de calidad, a pesar de la que está cayendo y las empresas, o la gran mayoría, están aguantando aún a costa de recapitalizarse y sobre endeudarse (las que lo consiguen).  Quizás deberíamos pedir gestos a la admiinistración.