miércoles, 11 de mayo de 2011

LEY DE DEPENDENCIA LOW COST


Hace unos días recibí este mensaje de mi buen amigo José Manuel Ramírez Navarro. Presidente de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales.

Hoy (20 de abril de 2011) nuestra opinión en la edición del PAIS en Cataluña sobre la Ralentización y Estancamiento de la Ley de Dependencia en el primer trimestre del año 2011. Los datos oficiales del primer trimestre del año demuestran de manera inequívoca una ralentización y estancamiento de la Ley de Dependencia en Cataluña. El “limbo de la Dependencia” asciende en abril 2011 hasta 66.069 personas (4.359 más que el mes anterior). Un 36% en la lista de espera de la dependencia. El número de prestaciones y servicios entregados en este trimestre es muy inferior al entregado en el mismo trimestre del año pasado. Agravado este dato con que hay una tendencia hacia la prestación económica la servicio lo que indica que Cataluña va hacia el “LOW COST” DE LA DEPENDENCIA.

El Consejero Cleries (CIU) comete un error gravísimo cuando dice que el gobierno del estado nos pide atender a los dependientes moderados... primero no es el gobierno del estado, es la LEY aprobada por las cortes (sin el voto afirmativo por cierto de Convergencia i Unio) la que no le pide le obliga , las leyes hay que cumplirlas y segundo el gobierno de la Generalitat es Estado por lo que es inexplicable e indignante que prácticamente se declare insumiso.

Los 24.923 dependientes catalanes "moderados" tienen derecho subjetivo "reclamable juridica y administrativamente" a recibir las prestaciones y servicios que les corresponden y el consejero tiene el deber de cumplir la LEY. Las declaraciones del PRESIDENTE MAS UNAS SEMANAS DIJO QUE "LA LEY DE DEPENDENCIA ES UNA COSA QUE NO NOS PODEMOS PERMITIR" declaran intenciones de políticos que hacen meritos para entrar en el Club de los Políticos Sin alma.

Y dos link sobre nuestra opinión referida al Sistema de Información de los datos del SAAD. En esta semana de pasión atisbamos un devenir nefasto para las personas en Situación de Dependencia que vivan en Cataluña. MAS (CIU) es i-rresponsable. Salud (mental) José Manuel Ramírez Navarro. Presidente de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales.

Noticia aparecida en El País a la que hace referencia.

La verdad es que en otras cosas coincido con José Manuel y respecto mucho el trabajo que hacen desde el Observatorio, creo que el Conseller Cleries está siendo valiente al decir que se debería haber parado la entrada de la dependencia moderada en el ámbito de cobertura de la Ley y que, en hay que fomentar la toma de decisiones de los ciudadanos mediante el fomento de la prestación económica vinculada.

Sobre la lista de espera y el limbo, prefiero esperar a que se sepa qué pasó con los 29.000 expedientes que el nuevo gobierno ha encontrado en un armario.

He querido dar difusión a la opinión de José Manuel Ramírez y al artículo de El País, porque últimamente escribo mucho sobre lo decepcionante que está siendo la actuación del nuevo conseller en lo que a acreditación y prestación a dependencia se refiere, y quiero que quede claro que sé positivamente que Cleries navega en aguas turbulentas. Sé que si generalizase la prestación económica vinculada a todos los centros autorizados mientras tramita el decreto de acreditación se le acusaría de “privatizar” o de dar servicios “low cost”. Sé que si hiciese público qué le cuesta exactamente a la administración catalana atender a un usuario en una residencia pública gestionada por el propio ICASS y lo comparase con lo que paga por que se le atienda en una pública dada a gestión, una concertada, una colaboradora y una privada con prestación económica vinculada, hay quien le tacharía de neoliberal sin alma o cosas por el estilo. Entiendo el vértigo que debe sufrir cuando muchas voces bien orquestadas hablan de “parar los recortes”, como si éstos fuesen un capricho.

Pero, ¿qué se le va a hacer?, se presentaron a unas elecciones y las ganaron o sea que les toca gobernar. Y han llegado en un momento en que sus decisiones, tanto si son acertadas como equivocadas, pueden marcar de forma profunda nuestro futuro.

Esperemos que no les falle la audacia.