jueves, 24 de marzo de 2011

PREDICAR Y REPARTIR TRIGO EN CATALUÑA

El nuevo Conseller de Benestar Social i Família y  la Directora General del ICASS tienen un marcado carácter dialogante.  Según ha informado ACRA a sus asociados, el 17 de marzo se han reunido por tercera vez en lo que va de año con ellos y, a tenor de la circular que ha enviado la patronal, las intenciones del Departamento y sus palabras son positivas para un sector que está viviendo la crisis de una forma importante.

La apuesta por la prestación económica vinculada, que pueda alcanzar a todas las residencias autorizadas, parece un buen camino para poner al dependiente y sus familiares como máximos protagonistas de la toma de decisiones. Que esas prestaciones las cobre directamente la residencia mediante el endose, perfecto. Que el Departamento vea bien flexibilizar los requisitos de profesionales, fabuloso.  Que estudien mejorar la coordinazión sanitaria y subir el módulo de los centros de día: maravilloso.

El problema es que, aunque las palabras sean muy bonitas. Hay residentes que siguen siendo obligados a irse de una residencia en la que se encuentran perfectamente bien bajo la amenaza de no tener prestación.  Hay residencias que cumplen con la normativa y criterios de acreditación antiguos y no pueden acoger a usuarios beneficiarios de ayudas públicas y todavía, la prestación para el cuidado no profesional sigue siendo la más reconocida en Cataluña.

La prédica nos gusta. El escuchar a todos y responderles, también.   Pero ahora, a repartir trigo.