jueves, 13 de octubre de 2016

La Generalitat desmiente la pseudoconcertación express


Cómo cambian las cosas en poco rato.

Después de que ACRA y la Unió comunicasen a sus asociados que la Generalitat quería ampliar las plazas financiadas con fondos públicos a las residencias colaboradoras que tuviesen plazas libres y que, para hacerlo tenían que comunicarle cuántas eran lo antes posible. Resulta que la cosa no era exactamente así.

En el post anterior, explicaba y opinaba sobre lo que entonces era la información vigente.

Desde entonces he sabido que, no sólo la información había sido entendida  de forma diferente por parte de diferentes patronales sino que, ni siquiera se había dado esa información a todas las que se consideran representativas.

Hablando con unos y otros me hago una idea de lo que posiblemente ha pasado:

La Generalitat de Catalunya funciona con presupuestos prorrogados lo que le limita mucho el campo de actuación.  Encima, una sentencia que afecta a un Decreto sobre concertaciones le limita aún más su capacidad para poder concertar nuevas plazas en residencias.

En esas circunstancias la única forma que encuentra para poder gastar un dinero, que tenía previsto para ampliar conciertos,  de una forma ágil, es ampliar los convenios de colaboración de residencias que tengan plazas privadas libres.  El problema es que no sabe cuántas hay exactamente por lo que habla con algunas patronales (no todas) con la finalidad de obtener esos datos.

Quizás hubiera hecho mejor aumentando la cantidad que dedica a Prestaciones Económicas Vinculadas pero algún obstáculo técnico lo impide.

En ese contexto se producen las circulares de ACRA y la Unió; recibo llamadas de varias residencias y escribo el post anterior.

Ahora ya tenemos una nota escrita de la Direcció General de Protecció Social que es la siguiente, enviada a ACRA y difundida por esta patronal que intenta aclarar las cosas (aqúi la traducción y el original en catalán), que deja todo en agua de borrajas:

Nota de la Dirección General de Protección Social del Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias

El pasado miércoles contactamos con ustedes como entidades federativas representativas del sector de las personas mayores con el fin de pedirles colaboración en relación al conocimiento del número de plazas vacantes colaboradoras que tenemos en todo el sistema de la dependencia.

En la Dirección General se tienen prácticamente todos los datos en relación a las vacantes, pero nos falta, para redondear todo el círculo, el número de plazas vacantes en aquellas residencias que aún están en el sistema de colaboración, y sólo en éstas. Las otras tipologías ya las conocemos y en este sentido no hemos pedido ningún dato.

En estas plazas concretas (y sólo en ellas, repetimos), como que entre el número de plazas registradas y las que se financian públicamente como colaboradoras hay un diferencial de plazas que pueden estar cubiertas como plazas privadas, y que nosotros evidentemente no debemos conocer, hay un diferencial que hace no podamos conocer cuántas plazas en concreto quedan vacantes en estos recursos.

Este es un dato que pedimos a efectos de trabajo interno, sin ninguna previsión concreta de futuro, y menos en este momento en el que, por un lado estamos trabajando con presupuestos prorrogados para 2016, aunque preparando los de 2017, y por otra parte condicionados por los trámites parlamentarios del modelo de concierto social, inserto en el proyecto de ley de medidas urgentes en materia de contratación pública, lo que les informamos ampliamente en el transcurso del Plenario de Entidades Federativas de Protección social del pasado día 5 de octubre.

No hay, por tanto, ninguna otra intención en nuestra petición.


Nota de la Direcció General de Protecció Social del Departament de Treball, Afers Socials i Famílies

El passat dimecres vàrem contactar amb vostès com a entitats federatives representatives del sector de la gent gran per tal de demanar-los col·laboració en relació al coneixement del nombre de places vacants col·laboradores que tenim en tot el sistema de la dependència.

A la Direcció General es tenen pràcticament totes les dades en relació a les vacants, però ens manca, per tal d’arrodonir tot el cercle, el nombre de places vacants en aquelles residències que encara estan en el sistema de col·laboració, i només en aquestes. Les altres tipologies ja les coneixem i en aquest sentit no hem demanat cap dada.

En aquestes places concretes (i només en aquestes, repetim), com que entre el nombre de places registrades i les que es financen públicament com a col·laboradores hi ha un diferencial de places que poden estar cobertes com a places privades, i que nosaltres evidentment no hem de conèixer, hi ha un diferencial que fa no puguem conèixer quantes places en concret resten vacants en aquests recursos.

Aquesta és una dada que demanem a efectes de treball intern, sense cap previsió concreta de futur, i menys en aquest moment en el que, d’una banda estem treballant amb pressupostos prorrogats per a 2016, tot i que preparant els de 2017, i d’altra banda condicionats pels tràmits parlamentaris del model de concert social, inserit en el projecte de llei de mesures urgents en matèria de contractació pública, del que els vàrem informar abastament en el transcurs del Plenari d’Entitats Federatives de Protecció Social del proppassat dia 5 d’octubre.

No hi ha, per tant, cap altra intenció en la nostra petició.

Queda claro que ha habido, por lo menos un malentendido.  Si sólo era un trabajo interno sin una previsión concreta de futuro, ¿por qué pidieron una respuesta urgente antes del viernes?  ¿Por qué no enviaron una nota clara antes y pidieron las cosas de forma tan reservada? ¿Por que no pidieron la informacion directamente a las residencias teniendo, como tenían, sus datos?

Como es imposible creer lo que dice esta nota y lo que comunicaron las patronales el martes solo nos queda elegir a quién creemos.  Yo creo a las patronales antes que a quien haya escrito esta nota.