jueves, 7 de julio de 2011

UN ANÁLISIS DAFO DE LA LEY DE DEPENDENCIA


Estoy repasando papeles de cara a la impartición de un curso sobre la Ley de Dependencia en la Escuela Internacional de Gerontología de Nova Caixa Galicia que impartiré el 11 de julio en Vigo y he reencontrado un documento de Septiembre de 2008 (cuando la Ley llevaba un año y medio en vigor), titulado Un Análisis Estratégico del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia
en el que el profesor Simón Sosvilla Rivero, de la Universidad Complutense hace un análisis de la dependencia en España, una explicación de la Ley y, lo que encuentro más interesante, un análisis DAFO del sistema.
Invito a los lectores a leer el documento y detenerse en el DAFO (una forma de analizar una realidad buscando las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de forma que se pueda establecer una estrategia).
Clic para ver grande

 
El trabajo del profesor Sosvilla me parece encomiable. El único defecto que me atrevo a achacarle es que parece haber planteado un balance DAFO del "sistema teórico de atención a la dependencia". Ese sistema en que la prestación a los familiares es excepcional, el sistema de valoración de la dependencia homogéneo y los sistemas de copago y acreditación parecidos en las diferentes comunidades.
Entre las debilidades, a mi entender, hay tres que debieran aparecer en el análisis: baja calidad técnico-jurídica de la Ley (demasiados conceptos indeterminados); insuficiente concreción en el sistema de financiación y falta de un título competencial claro por parte del Estado. Así, la "posible descoordinación entre AAPP" no sería una amenaza sino una debilidad del sistema.
Me gusta mucho el cuadro que presenta el trabajo sobre las estrategias que cabe plantearse después de hacer el balance DAFO.
La verdad es que no me sorprende que el profesor Sosvilla en 2008 hiciese plantease ese análisis, pero ¿Cuál sería el DAFO hoy del sistema de la Ley de Dependencia y qué estrategias deberíamos plantearnos?
Personalmente me siento bastante radical en el tema. Yo creo que un gobierno audaz plantearía que la Ley se hizo mal y se desarrolló peor porque no se ajustaba a la realidad autonómica de España.
Si la competencia exclusiva sobre servicios sociales corresponde a todas y cada una de las Comunidades Autónomas, plantear una Ley que, sin competencias para hacerlo, pretenda unificar condiciones de acceso, copago, acreditación, tramitación… es una iniciativa abocada al fracaso. No a un fracaso estrepitoso ya que, mientras metamos dinero en el sistema y éste llegue a los ciudadanos siempre tendremos el recurso del "éxito estadístico". Me refiero al fracaso en el objetivo de crear un derecho subjetivo homogéneo en toda España.
Así, podríamos redactar una nueva Ley que estableciese unos criterios comunes "super laxos" acompañados de una financiación y dejar que cada Comunidad Autónoma haga casi lo que quiera. Hacer eso sería ajustar la Ley a lo que de verdad está pasando.
O podríamos ser más ambiciosos y sacar la Dependencia de los servicios sociales y convertirla en un sistema de aseguramiento público/privado vinculado a la Seguridad Social. En este sistema las Comunidades Autónomas (tomadas inidividualmente) tendrían quizás menos peso que en la actualidad.
Sé que mis propuestas no son realistas ya que no tengo en cuenta "la perspectiva política". No creo que ningún gobierno se atreva a decir que la ley de dependencia (con tanto "éxito estadístico") sea algo malo que hay que derogar y cambiar por algo mejor. No olvidemos que esta Ley tuvo el apoyo de los dos grandes partidos. Pero creo que es un discurso que tiene que aparecer y que debiera tenerse en cuenta.