miércoles, 11 de junio de 2014

GRACIAS A LOS AMIGOS DE SENDA

Durante muchos años, cada vez que iba a una entrega de premios y veía a alguien a quien le entregaban uno por su trayectoria profesional o por ser un profesional destacado del sector pensaba íntimamente "cómo me gustaría que me diesen premios de esos cuando sea mayor".  Siempre había visto ese tipo de premios como algo que se da a alguien que está a punto de jubilarse.  Ahora estoy intrigado.


Empecé en el sector como funcionario "inspector de residencias" en 1991.  Como profesor en cursos de gerontología en 1994, como director de Inforesidencias.com en 2000 y como consultor en 2004. Sí, tengo una trayectoria aunque todavía me siento con bastante camino por delante.


Lo que me hace sentirme muy contento y agradecido es que en pocos meses he pasado de ser testigo en las entregas de premios a que tres instituciones de mucho prestigio hayan decidido reconocerme concediéndome uno.


Justo antes de Navidad fue AMADE (patronal madrileña de residencias); hace un par de meses AERTE (patronal valenciana de residencias) y ahora es el Grupo Senda (editor de publicaciones muy reconocidas en el sector geroasistencial como Senda o Balance de la Dependencia).


Como en la actualidad compagino la dirección de www.inforesidencias.com con otras actividades (profesor, conferenciante, consultor y bloguero) no sé exactamente qué es lo que les ha gustado más.  No obstante, aunque tengo años no me siento cansado por lo que, los premios son un empujón para sacar  adelante algunos proyectos que tenemos en marcha y un acicate para poner en marcha nuevos.


Podría pasarme horas dando las gracias a quiénes leen este blog, a quiénes han leído el libro "Cómo nos engañaron con la Ley de Dependencia", a quiénes visitan y consultan el portal de las residencias geriátricas y a todos los que me han depositado su confianza llamándome como profesor o consultor.  Esos son los premios cotidianos que me permiten seguir haciendo una de las cosas que más me gusta:  trabajar para que las personas mayores reciban las mejores atenciones cuando las necesiten.