domingo, 18 de septiembre de 2011

UN PROYECTO DETENIDO

En momentos de crisis como los que vivimos hay pocos empresarios dispuestos a invertir para ampliar sus negocios.  Las dudas, la falta de financiación o, sencillamente, el pesimismo, hace que muchos pospongan sus decisiones.

Ayer recibí un mail de un amigo, propietario y director de una residencia.  Miguel Adelantado, que, contra la tendencia actual, pretendía ampliar su residencia.  Situada en un piso del Ensanche Barcelonés.  Creo que vale la pena leerla y reflexionar:

Compañeros pequeños empresarios, emprendedores con ilusión:
Abandonar toda esperanza:

Estimado Josep, lamento mucho comunicarte que hemos decidido no alquilar los pisos de debajo de la residencia. Los bomberos y el Ayuntamiento y me han informado que actualmente las residencias se asimilan a hospitales. Para más de diez plazas se necesita un acceso independiente desde la calle, o sea una un ascensor y una escalera solo para nosotros; la escalera ha de ser de obra, con una anchura no inferior a 2,40m.
Me gustaría saber cuantas licencias para residencias de 25 plazas ha otorgado el Ayuntamiento y cuantas altas se han producido en el registro de Benestar Social i Família” desde la implantación de esta norma.
Seguramente que con una norma tan excelente habrá menos víctimas en caso de incendios pero de lo que no hay ninguna duda es que no habrá ninguna residencia nueva de 25 plazas que sea capaz de cumplirla; con lo que tendremos una norma 100% eficaz porque no será necesaria. En fin, es el precio de la evolución, del progreso.
Hasta el año 2000 la Gran Vía y el ensanche estaban llenos de pequeñas residencias, incluso se abrió alguna como la nuestra y desde entonces cada año vamos a menos (se cierran y no se abren).
Mi mujer y yo pusimos todo nuestro empeño, toda nuestra ilusión todo lo que teníamos y lo que no, para hacer una residencia digna. Así en 10 años hemos cuidado a más de 150 personas y hoy en día vivimos 18 personas de aquel esfuerzo (4 a jornada parcial). Haber hecho eso y seguir, nos llena, nos satisface. Porque eso es fabricar dinero, crear riqueza, pagar impuestos.
            Hay que añadir además que la Generalitat no va a concertar nuevas plazas en el 2011 ni en el 2012 (no nos interesa trabajar con la Prestación Vinculada). Y no hemos tocado el tema de la financiación.
Pero si con la que está cayendo, nos lo ponen tan y tan difícil será que las cosas van por otro camino y no por el que nosotros vamos.
            Es curioso escuchar, AHORA, que la Generalitat dará 1.500€ a quien abra un negocio nuevo en un local que actualmente esté cerrado (anda que no hay locales vacíos) ¿no será que estamos pagando las consecuencias de tantos y tantos centros comerciales?

            Un abrazo,

Miquel Adelantado


Residencia Las Violetas
Miguel Adelantado