martes, 13 de septiembre de 2011

NOTA DE PRENSA Y PEQUEÑO COMENTARIO

NOTA DE PRENSA DE LA ASOCIACIÓN DE DIRECTORAS Y GERENTES DE SERVICIOS SOCIALES RECIBIDA EL 12 DE SEPTIEMBRE DE 2011

CIU se contradice en Dependencia
Según los datos oficiales que publica mensualmente el Ministerio de Política Social e Igualdad y que le son trasladados por los gobiernos de las Comunidades Autónomas, se evidencia el estancamiento y ralentización del Sistema de Atención a la Dependencia en Cataluña. En los ocho meses de este año las cifras y datos de la dependencia en Cataluña son ridículos tan solo 7.000 beneficiarios nuevos del Sistema en los ocho primeros meses –lo que supone un aumento solo del 6%-. En los mismos meses del año pasado el aumento fue de 39.409 nuevos beneficiarios, -casi seis veces más-.


El limbo de la dependencia en Cataluña es de 61.949 personas que esperan que se haga efectivo el derecho reconocido asignándoles una prestación o servicio (un 35% esta en lista de espera cinco puntos mas que la media nacional.) También los datos confirman que el sistema de la dependencia catalán se quita del medio a estas personas con unas atenciones low cost claramente insuficientes dada la gravedad de estos casos. Casi tres de cada cuatro dependientes catalanes (86.186) recibe, a pesar de su carácter excepcional según la propia Ley, la prestación económica de cuidados en el entorno familiar y cuidadores no profesionales, que sigue extraordinariamente sobredimensionada en esta Comunidad 17 puntos más que la media española. Y la tendencia no sólo no se reduce sino que continúa siendo creciente.


En cuanto al modelo de financiación, desde las primeras publicaciones, la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales abogaba por una financiación en relación con los servicios que se prestan y no con los niveles y grados reconocidos, pero también hay que saber que para cambiar el modelo de financiación no es necesario cambiar la Ley, sino modificar un real decreto. Es perverso y malintencionado cuestionar la Ley por este tema.


Y CIU insiste en el Parlamento que hay que repensar la Ley, cuando desde que dicha formación gobierna en Cataluña, el desarrollo del Sistema ha sido ralentizado y menospreciado al punto de llegar a decir el Presidente que la atención a los dependientes es un lujo que no nos podemos permitir. Gestionen diligentemente la Ley y atiendan a 61.949 catalanes dependientes que están en lista de espera desde hace meses, de lo contrario pensaremos que en lugar de repensar quieren recortar –como ya está haciendo el Gobierno del Sr. Mas-. Por cierto, CIU fue uno de los dos partidos que no votaron la Ley.


Por supuesto que tenemos serios problemas de déficit de las Administraciones y que hay que tomar medidas urgentes. Pero no es menos cierto que una buena cobertura de la atención a la Dependencia supondría ahorro en gasto sanitario y farmacéutico, generación de empleo asociado al sector de los cuidados personales, ahorro en prestaciones por desempleo y obtención de retornos fiscales.


De acuerdo, repensemos la Dependencia. Cambiemos el modelo mental de pensar en los servicios sociales como un gasto cuando constituyen una inversión muy necesaria.

---------------

Hoy he recibido esta nota que reproduzco aquí para que quede claro que no soy el único que usa palabras gruesas para hablar de como se aplica la Ley. Estoy de acuerdo en parte con lo que dicen desde la asociación aunque creo que cuando se valora la aplicación de la ley por parte de las diferentes comunidades se debería considerar cuánto le cuesta a cada una la "unidad de atención", o sea, cuanto pagan por hora de ayuda a domicilio estancia residencial, así como cuánto tardan en pagar a los proveedores y qué diferencia hay entre lo que le cuesta a la administración prestar directamente el servicio y contrataron mediante concierto.

En fin, últimamente la asociación esta metiendo "mucha caña" a algunas comunidades. La gran repercusión que tienen sus notas de prensa en medios muy específicos (como el Pais y Publico) y el color político de las comunidades aludidas hace imposible desvincularlas del clima preelectoral. Como siempre, deberemos esperar alguna reacción con datos por parte de la Generalitat y las otras comunidades, que nos permitan encontrar matices a lo que se está diciendo.  Lo enriquecedor es el debate con datos.