martes, 22 de septiembre de 2015

Necesitamos coordinación sociosanitaria, pero también "intersanitaria"

Desde hace un tiempo sigo un blog interesantísimo que se llama "Diaris de Trinxera" (Diarios de Trinchera) en el que profesionales de la salud pública catalana, concretamente de los servicios de atención primaria, comparten sus experiencias y reflexiones.

Tienen posts de todo tipo, siempre relacionados con la atención sanitaria primaria, por lo que, a menudo tratan de casos relacionados con personas mayores.

Uno que he leído en los últimos días me ha llamado la atención y me ha hecho pensar que, entre los que trabajamos en el sector geroasistencial la necesidad de una verdadera coordinación e integración sociosanitaria nos parece algo primordial, pero, entre los que trabajan en el ámbito sanitario, especialmente en atención primaria, lo verdaderamente indispensable es que exista una mayor coordinación entre ellos y la atención especializada.

Leed este post (el original está en catalán) y decidme si no tienen toda la razón.

Rosa padece una enfermedad de Alzheimer en el grado más evolucionado. Depende totalmente de su cuidadora. Ni si quiera es capaz de mantener la cabeza erguida. Hace años que la conocemos a ella y a su cuidadora, la hija. La dedicación al cuidado de su madre es excepcional. Nunca hemos visto a Rosa desnutrida, deshidratada, sucia, mal vestida o con riesgo de llagas.

Un día Marta se va a consultar al neurólogo del hospital que había visitado a su madre hace más de 5 años. El neurólogo, sin ver la Rosa, le prescribe citicolina, folato, vitamina B y otros fármacos ... Y, según la hija, el neurólogo le dijo que "cuando salga un medicamento nuevo, su madre podrá mejorar" ...

¿Mejorar? Rosa está en un estadio 7f del Alzheimer. No puede ser peor. De hecho, si hubiera un estadio más evolucionado, Rosa estaría en él... Ningún medicamento puede servir para mejorar nada. Sólo se pueden generar expectativas absurdas, o sufrir los efectos adversos de una medicación que el neurólogo ha prescrito sin ver a la paciente ...

Desde mi consulta de atención primaria me pregunto... ¿Cómo es que un neurólogo de un hospital de tercer nivel prescribe medicamentos para una paciente que hace años que no ve? ¿Es correcto hacer eso? ¿Qué dice el Código Deontológico de prescribir medicamentos a pacientes que no se ha visitado?

El neurólogo ¿no ve que, con su actitud, desautoriza a los profesionales médicos y de enfermería que realmente estamos viendo la Rosa? Quizás tendría que coger el coche, hacer los 50-60 km que lo separan del domicilio de la Rosa, ver cómo está realmente y, con esta información, decidir el tratamiento.

O si lo cree conveniente, nosotros, los profesionales del consultorio que hace años vemos la Rosa y Marta,  conocemos a su vida, sus dificultades, su entorno... podemos proporcionarle información útil para tomar decisiones clínicas. 

Estamos a su disposición.

Le agradeceríamos, sin embargo, que no genere expectativas poco realistas en Marta. Y que no prescriba medicamento fútiles, dada la situación clínica de Rosa. Porque lo hace el neurólogo del hospital de tercer nivel?

Agradezco a los promotores del blog Diaris de Trinxera por autorizarme a traducir y difundir este post y espero que la coordinación intrasanitaria se sume a la sociosanitaria en la lista de prioridades de los planificadores públicos.