miércoles, 21 de noviembre de 2012

¡VAYA SUSTO! PERO NO PASA NADA


Esta mañana desde una residencia me han enviado algo que me ha hecho pensar mal aunque al final, todo ha quedado en nada (espero).

Resulta que una residencia concertada que ha acudido a la página web donde puedes informarte de los pagos pendientes  de la Generalitat se ha quedado sorprendida al ver algo diferente a lo habitual.


Las concertadas cobrarán a finales de noviembre



Los datos de la residencia están borrados pero puede verse claramente que el pago correspondiente al "impago de julio" sigue "pendiente, el que se debe cobrar a final de Diciembre está "Tramitado a Economía sin programar", pero, curiosamente el que hay que cobrar a final de Noviembre (con fecha prevista el 30 de Noviembre) aparece con una frase original que no se había visto antes, "Propuesto a pagar mediante el Fondo de Liquidez Autonómica del MINHAP).

Quien me enviaba la imagen me preguntaba si el hecho de estar a pocos días de las elecciones y el que se esté permanentemente negociando el Fondo de Liquidez quería decía algo.  ¿Se producirá un nuevo impago y culparán a la falta de transferencias desde el Fondo?

Aunque sufro una tendencia maliciosa a pensar que todo tiene motivos ocultos, en esta ocasión me parece que la cosa es bastante más sencilla.  He hablado con personas informadas y me aseguran que a finales de noviembre se pagará con lo que últimamente se ha convertido en normalidad (o sea, quizás haya algún día de retarso).  De hecho, la Generalitat pagará Servicios Sociales, Sanidad y Educación con el dinero del fondo de liquidez más tesorería propia. ¿Qué pasará más adelante? es una incógnita.

En otro orden de cosas, alguien me ha preguntado si mi conversación con la Directora General del ICASS, Carmela Fortuny y con el Conseller Cleries fue tensa o desagradable.  La verdad es que no.  Entendí que no estaban de acuerdo con algunas de las entradas del blog pero fue un encuentro cordial. 

Hoy he recibido unas fotografías del acto, en una estoy con el Conseller y la presidenta de ACRA, Cinta Pascual.  Sirva de reflejo de esa cordialidad (aunque la verdad, no recuerdo qué  nos hizo tanta gracia).