jueves, 9 de junio de 2016

Quitan el copago para centros de día de mayores en Murcia



Después de unos años de "recortes" llegan los "descortes".


En la última reunión del Consejo de Gobierno de Murcia, que se ha llevado a cabo el 1 de junio de 2016, a propuesta de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, se ha autorizado el decreto ley por el que se modifica el régimen de aportación económica (copago) de las personas beneficiarias de determinadas prestaciones del sistema de Autonomía de Atención a la Dependencia.

Pongo en cursiva lo que he recibido por correo electrónico directamente desde  la Sección de Documentación de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Región y en letra normal mis comentarios.

De este modo, se suprime el copago del 33 por ciento en los servicios de Centro de Día para personas con discapacidad y mayores, una modificación que beneficia a los usuarios con pensiones no contributivas, protección familiar y gran invalidez, aunque al mismo tiempo reduce una parte de la financiación de los servicios que tendrán que ser asumida directamente por parte de la comunidad autónoma.

A ver si lo entiendo, "suprime el copago" y "al mismo tiempo reduce una parte de la financiación" que tendrá que asumir la comunidad.  O sea que el usuario copagará menos y esto se convertirá en un ahorro para la comunidad.  ¿Lo pagará el Estado? ¿Es magia?

El objetivo es reducir el pago que tienen que hacer las personas en situación de dependencia por las prestaciones que reciben. Se estima que esta medida beneficiará a un total de 1.235 personas con discapacidad y mayores.

En concreto, dejarán de pagar los servicios hasta 1.006 personas y tendrán que pagar menos de lo que lo venían haciendo 229 personas. El ahorro estimado es de unos 60 euros por persona.

La fórmula actual establece que el copago por persona se obtiene de la suma mensual del cálculo sobre la capacidad económica y sobre los complementos. Dado que estos complementos destinados al cuidado por una tercera persona no computan en la capacidad económica, ya que no representan un ingreso directo de la persona con discapacidad, sino una ayuda destinada a su cuidado, se aplica el 33 por ciento mensual de este importe, entendiendo que su estancia en un Centro de Día es de 8 horas, lo que supone un tercio de las 24 horas del día.

El importe mensual de la prestación es de 362 euros, lo que hace que esté por debajo del IPREM (532,51€). En la actualidad, contribuyen con el 33 por ciento del complemento (182 euros/mes), lo que supone una media de 60,40 mes. Así, al suprimir este gravamen no tendrán que contribuir de modo alguno.

Como con casi todo lo que produce la administración, hay que leerlo cuatro veces para empezar a medio entenderlo.   Por eso, quizás en vez de intentar averiguar qué es exactamente podemos centrarnos en cuánto costará.   Saquemos la calculadora

Si el ahorro estimado es de 60 Euros al mes por cada una de las 1.235 persona, la medida le cuesta a las arcas públicas 889.200 Euros al año. Cantidad que tendrá que ser recaudada o reducida de otra partida.

Sin duda, decir a quien va ocho horas al día a un centro de día que ya no tendrá que pagar 60€ al mes producirá una cierta alegría pero ¿Es equitativo, o sencillamente es "electoralmente adecuado"?